miércoles, 30 de marzo de 2011

Voy a escribir una experiencia que me ha ocurrido hoy. Cojo el coche y en el aparcamiento se acerca un africano para pedirme dinero por aparcar y me dice que por qué no me he afeitado hoy y que él se afeita con crema depiladora de marca (cabeza y barba) mientras que yo me afeito con jabón de marca blanca. Ups! Salgo del coche y me dispongo a ir al lugar a donde iba y me cruzo con otro africano (aparcacoches como su amigo) y va vestido muy bien, bien peinado, hablando por Telefono y escuchando música por un mp3. Ups! Aquí no queda la cosa. Cuando vuelvo y voy camino de casa, en un semáforo, se me acerca otro africano (este es más “mi colega”) que los otros porque lo veo todos los días pero hace unos que no. Le pregunto que qué le ha pasado y me contesta: he estado con fiebre y el médico me ha dado “la baja” y me ha recomendado que coma bien y descanse...que trabajo mucho. ¡Ostias! (perdón por la palabra) después de darle vueltas a la cabeza y viendo mi situación económica y social llego a la conclusión de que hoy viven bien o los pobres o los ricos. La clase “media” es la que peor vive. Paga los impuestos, hipotecas, gasolina, comida, colegio y si puede... vive. Es probable que no tengas tiempo o ganas de hacerlo porque tu ritmo de vida te lo impide.

¡Viva España!...¡Viva Nigeria! Esto es hermanamiento entre pueblos.

YaTeDiGo